A mi una de las cosas que más me llama la atención de las comidas, a parte del sabor, es la textura, me encanta comer cosas cremosas y suaves, pero también me encanta comer cosas crujientes. 

Lo fome, es que es difícil encontrar chips (ya sea de papas, maíz, etc.) que vegan preparados en aceites de buena calidad como aceite de coco (que no pierde sus propiedades a altas temperaturas) y por lo general en los ingredientes aparecen aceites como del de canola o maravilla, siendo que estos aceites se ponen rancios con facilidad y no toleran altas temperaturas. 

El otro problema de estos aceites poliinsaturados es que fomentan la inflamción interna en el cuerpo, lo que está asociado a muchas patologías. Es por esto que idealmente el consumo de este tipo de aceites debe ser muy moderado.

Por eso quise preparar mis propios chips, que además son sin gluten, sin azúcar, sin lácteos y muy fáciles de preparar.

Yo sé que muchos van a leer la palabra freír y van a pensar que esto es poco saludable, pero lo poco saludable de las frituras se debe a la mala calidad de los aceites utilizados. 

Además, muchos se preguntan cómo consumir aceite de coco para sus beneficios medicinales y esta receta es una excelente alternativa.

 

- 1 plátano verde (en Chile lo encuentras en La Vega y también en supermercados)

- 2 cucharadas de aceite de coco para freír.

- Pelar el plátano y cortarlo en rodajas delgadas

- Calentar un sartén y agregar 2 cucharadas de aceite de coco.

- Cuando ya esté bien caliente comenzar a agregar las rodajas de plátano y esperar a que estén levemente doradas.

- Retirarlas del sartén y ponerlas sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

- Opcionalmente le puedes agregar sal rosada del himalaya, canela, cacao en polvo, pimienta cayena, etc.

- Servir inmediatamente o guardar en un recipiente con tapa.