Quise mostrar cómo hacer este delicioso batido porque es uno de los desayunos que con Gabriel comemos hace años. Además, cuando Diego empezó a comer fue una de las primeras cosas que probó.

Ahora, todas las mañanas Gabriel nos prepara este batido y los 3 comemos el mismo desayuno. 

Yo he hablado con muchas personas sobre este batido y me miran con cara de horror cuando les cuento que me como un batido con palta y yemas de huevo crudas, pero les voy a explicar porqué usamos estos ingredientes uno por uno.

Berries congelados: Los berries son una de las mejores frutas que incluir en nuestra alimentación ya que son una excelente fuente de antioxidantes, vitamina C, vitaminas y minerales y tienen bajo contenido de azúcar y calorías. La vitamina C no se acumula en el cuerpo por lo que a diario necesitamos consumirla. La vitamina C es un potente antioxidante y fortalece el sistema inmunológico. Es ideal consumirla con colágeno porque facilita su absorción. Además de los berries congelados, casi siempre agregamos algún tipo de berrie en polvo como maqui, acaí, calafate, etc.

Palta: La palta es fundamental en este batido porque es lo que entrega una cremosidad increíble a este batido. Además, la palta es una de las mejores fuentes de grasas saludables, y necesitamos de estas grasas para que las vitaminas liposolubles se absorban mejor. La palta nos aporta ácido fólico, vitaminas del grupo B, vitamina E y fibra.

Plátano: El plátano también aporta muchos beneficios nutricionales, pero la verdad es que nosotros lo usamos para dar dulzor a el batido.

Yemas de huevos crudas: Sé que para muchos puede ser una atrocidad comer yemas crudas, porque existe riesgo de enfermarse de salmonela. Bueno, como yo sólo uso huevos de gallinas que pastan libremente y que recieben buena alimentación, sé que son gallinas sanas y que el riesgo de contagio de enfermedades es sumamente bajo. De hecho consumí este batido durante todo mi embarazo porque las yemas de huevos son un alimento de excelencia para la fertilidad y embarazo. 
Algunos de los nutrientes de las yemas de huevos son muy sensibles al calor, por lo que al comerlas crudas obtienes más nutrientes. Las yemas aportan vitaminas A, D, E, K, B12, Folato y omega 3. Además, aportan luteína y zeantaxatina, que son cruciales para el desarollo del sistema nervioso.

Colágeno: el colágeno en polvo es una buena fuente de proteína y además es fundamental para la renovación de tejidos, órganos, pelo, piel, uñas, etc. Yo lo tomo hace 2 años y creo que me ha ayudado un montón para mejorar la calidad de la piel, y estoy casi segura que me ayudó a no tener ni una sola estría en el embarazo (y eso que subí 14 kilos jjijij). Además, una de las principales razones por las que empecé a tomarlo fue porque es excelente para reparar el sistema digestivo.

Bueno, ahora que ya les conté porqué le agrego estas cosas, los invito a leer la receta y ver el vídeo con la preparación para que se animen a prepararlo y me cuenten qué les parece!

Lindo día!

 

- 1 plátano

- ½ palta

- 1 taza de berries congelados

- 2 yemas de huevos

- 1 cucharada de colágeno

 - Agregar al frasco de la mini pimer el plátano y los arándanos y procesar hasta que estén mezclados.

- Luego agregar el colágeno, la palta y las yemas de huevo. Volver a procesar hasta que esté todo bien mezclado.

- Servir inmediatamente.